El sistema de salud de Arizona nos está fallando.

 

Los pobladores de Arizona se están hartando. Los votantes de aquí calificaron la atención médica como el problema número uno en el 2018, pero los políticos y las grandes corporaciones del sistema de salud no están haciendo lo suficiente para arreglar nuestros problemas de atención médica.

La atención al paciente está siendo perjudicada

En 2019, el Gobierno Federal penalizó a 15 hospitales de Arizona por problemas de seguridad del paciente, incluyendo infecciones adquiridas en el hospital, tales como el peligroso “súper microbio” SARM (MRSA, en inglés, estafilococo áureo resistente a la meticilina). De esas instalaciones, 3 han sido penalizadas cada una en los últimos 5 años.

El acceso a la salud solamente está empeorando, mientras que la población continúa creciendo y envejeciendo. Arizona ocupa el lugar número 44 en el país por tener la menor cantidad de médicos generales, lo que deja a 3 millones de residentes pasando dificultades para encontrar un doctor.

No tenemos los suficientes trabajadores de atención médica

Los sueldos para los trabajadores del sistema de salud en la atención directa al público son bajos y están estancados, lo que causa que los trabajadores abandonen el estado. Por ejemplo: los técnicos en el estado vecino de Nevada ganan por lo menos un 10% más de lo que perciben sus contrapartes en Arizona.

La falta de personal requiere que los trabajadores del sistema de salud hagan más con menos, quitándoles a los pacientes el tiempo y la atención que merecen, ocasionando altos niveles de tensión y agotamiento para los trabajadores.

El aumento de los costos de atención médica está dejando atrás a las familias

Las familias se enfrentan una incertidumbre cada vez mayor sobre la cobertura de seguro, incluyendo los costos incontrolables y las preguntas sobre si la gente con problemas de salud preexistentes continuará estando protegida.

Nos estamos unificando para mejorar el sistema de salud de Arizona.

Estamos tomando las cosas en nuestras propias manos para mejorar ya el sistema de salud de Arizona, de modo que todos los pobladores de Arizona tengan una atención accesible, económica y de alta calidad, brindada por trabajadores de salud a quienes se les respete y valore. Estamos creando una organización única, de raíces comunitarias, que congrega a los consumidores de atención médica, a los pacientes y a los trabajadores desde dentro del sistema de salud para lograr lo siguiente:

  • Darnos unos a otros el poder de defender una experiencia de atención médica segura, justa y de calidad.
  • Trabajar directamente con los votantes para calificar y aprobar iniciativas electorales que resuelvan nuestros mayores problemas de atención médica en el estado.

Nuestros valores nos distinguen:

Desafiar el orden establecido

El actual sistema de salud nos está fallando. Nosotros optamos por aceptar el conflicto. Hay demasiado en juego como para que no lo hagamos.

Liderazgo

Nosotros consideramos que las personas directamente afectadas por los problemas de atención médica que hay en nuestro estado son las mejores para defenderse y arreglar esos problemas.

Responsabilidad

O somos víctimas, o cambiamos nuestro futuro. Nosotros optamos por poner nuestra fe en la capacidad que tiene la gente común de responsabilizarse y lograr cosas extraordinarias.

Colaboración

Solamente trabajando juntos podemos encontrar soluciones a los problemas que enfrentamos como trabajadores de atención médica, como pacientes y como consumidores.

Solución de problemas

Estamos abiertos a ideas y desafíos que nos ayudarán a alcanzar nuestras metas.

Integridad

Consideramos que la gente se merece que le digan la verdad. Durante demasiado tiempo nos han mantenido en la oscuridad sobre nuestro sistema de salud. Nosotros estamos 100% financiados por los trabajadores y los pacientes, y no tomamos ni un sólo dólar de la industria de salud.

Resultados para todos

Estamos comprometidos a dar resultados para la mayor cantidad de pobladores de Arizona.